La base del éxito

Para nosotros, las innovaciones y los conocimientos técnicos no se consiguen por casualidad. Proceden directamente de nuestra cultura empresarial, que representa la base de nuestro éxito. Y, aún más, del suyo. Motivo suficiente para mantener esta cultura con un cuidado especial.

hoff_brand_1164x400px_hell_en.jpg

Nuestro Objetivo

Capacitamos a las personas para que den lo mejor de sí mismas.

Esto ha sido, a pesar de los cambios, algo que no se ha modificado en nuestra filosofía desde el inicio de Hoffmann en 1919. Y continuaremos haciendo todo lo necesario para que se mantenga igual: nuestros clientes, a quienes queremos seguir dando lo mejor, y nuestros empleados en los que confiamos para que den lo mejor de sí mismos.  

Nuestros Valores

Nuestros valores

 Solo si nuestros clientes tienen un éxito duradero lo tendremos nosotros también. Por esta razón hacemos todo para mantener unas relaciones fuertes y estrechas con nuestros clientes que creen un auténtico valor añadido para ambas partes. A partir del diálogo constante con los clientes y nuestra aspiración a lograr una mejora continua surgen soluciones innovadoras que mejoran perceptiblemente su proceso de adquisición y de producción.

Así correspondemos a nuestra reivindicación de un rendimiento máximo: desde el punto de vista de la tecnología, la economía empresarial y la sostenibilidad.

 El mejor éxito es el éxito duradero. Como empresa familiar extraordinariamente exitosa y orientada en sus valores, Hoffmann se enfoca precisamente a este planteamiento. Para este fin queremos cumplir las máximas exigencias. Por este motivo, nos las planteamos ante todo a nosotros mismos.

 Un buen punto de vista: Siempre tratamos a nuestros clientes de igual a igual; la confianza mutua forma la base para unas relaciones comerciales duraderas y exitosas. Naturalmente, practicamos el mismo trato de confianza con nuestros empleados, el corazón y el cerebro de Hoffmann Group. Porque se comprometen con el éxito de los clientes.

 En nuestro trabajo diario nos orientamos siempre según nuestros valores empresariales centrales: Sencillo, concentrado, útil. Exactamente así deben ser nuestras soluciones para ser adecuadas para nuestros clientes.


Queremos ser sencillos:

Sencillos en la comunicación.
Sencillos en la organización.
Sencillos en todos los procesos que nos afectan y en los cuales influimos.

Pensamos en los objetivos y nos mantenemos:

Centrados en soluciones y prestaciones.
Centrados en nuestras competencias principales.
Centrados en lo fundamental. 

Además, siempre es determinante el resultado de nuestra actuación.

¡Necesitamos ser útiles!

Útiles para nuestros clientes, socios y proveedores.
Útiles para nuestro desarrollo como empresa.
Útiles para nuestros empleados, para el medioambiente y también para la próxima generación.

 

Vídeo publicitario Hoffmann Group

Vídeo publicitario Hoffmann Group

Como empresa de éxito internacional con un alto índice de satisfacción de los empleados, trabajamos siempre por encontrar la mejor solución para el cliente y mejorar aún más el éxito de su empresa. Tools to make you better.